Las mejores cerraduras de seguridad

Comenzando por una buena puerta y su sistema de seguridad. Y es que las cerraduras son, demasiadas veces, ese gran olvidado en una residencia. Damos por sentado que la que tenemos marcha, nos resguarda y es inabordable.

Mas los sistemas de protección avanzan, como las técnicas empleadas por ladrones para clasificar una casa como “accesible”.



De ahí que el día de hoy haremos un repaso a los diferentes modos de proteger tu entrada de amigos de lo extraño, repasando sus ventajas y también inconvenientes, y las nuevas ocasiones para progresar tu seguridad en casa.

Cerraduras cilíndricas o bien de perfil europeo


Las llamamos de esta forma por el hecho de que la pieza central del mecanismo es un tubo con bombín de pera donde se introduce la llave para abrir y cerrar y por el hecho de que son de las más frecuentes en los hogares de nuestro continente.

Cerraduras embutidas o bien incrustradas


Estas son sus hermanas pequeñas presentes en la parte interior de las puertas de los baños, que acostumbran a marchar virando su pestañita de un lado al otro:
Obviamente, son idóneas para separar estancias comunes del hogar.

Cerraduras de sobreponer


Estos mecanismos quedan al descubierto por uno de los lados de la puerta, y el nivel de la protección que te ofrecen depende del material con que estén fabricados.

Su mayor inconveniente es que puedes ser forzadas sin demasiadas dificultades por la parte que queda perceptible.

Cerraduras tubulares


Útil semejante a la cerradura incrustada, la diferencia radica en que se activa a través de un botón, que al presionar cierra por la parte interior un aseo privado o bien público.

Cerraduras multipunto


Las reinas de la protección hasta el momento, se componen de múltiples anclajes en lugares diferentes de cada puerta, algo que las hace segurísimas y bastante difíciles de forzar, pues, además de esto, obstruyen a las palancas por su diseño y distribución.


Cerraduras electrónicas o bien digitales


Última parada: llegamos al futuro. Hay una cosa que jamás se olvida, y es la primera vez que accediste a la habitación de un hotel con una tarjeta.

En aquel instante te percataste de que había un planeta alén de las llaves en los bolsillos, y comenzó en tu cabeza una sigilosa cuenta atrás hasta el día en que pudieras abrir una puerta con tu presencia, la lectura de tus huellas digitales, o bien tu móvil.

Lo más esencial de la innovación continua en esta materia es que deja democratizar el acceso de cualquier particular a estos gadgets electrónicos.

El día de hoy puedes instalar un sistema inteligente de acceso digital a tu hogar por menos dinero del que imaginas, con acceso a través de código alfanumérico, de una aplicación en tu móvil, por Bluetooth / NFC y, más últimamente, por medio de tu huella digital.

Además de esto, la biometría aplicada a una cerradura transformará dentro de poco a tu puerta en un factor capaz de distinguir si eres una persona con acceso autorizado mediante la identificación del iris de tu ojo, un escáner de retina, el reconocimiento facial o bien el de voz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *